INVESTIGADOR UIS DESCUBRE PARA EL MUNDO ANIMAL NUEVA ESPECIE DE ROEDOR ENDÉMICO DE LA SERRANÍA DE LOS YARIGUÍES EN SANTANDER



Un entomólogo (biólogo encargado de estudiar los insectos) se dio cuenta que un pequeño roedor había caído en una de sus trampas para escarabajos. Una vez lo tuvo bajo su dominio, lo levantó y se lo llevó al entonces estudiante de maestría en biología de la UIS, Javier Colmenares Pinzón.

Él lo detalló muy bien y descubrió algunas cosas que no eran comunes, pues se percató que los animales de este género que usualmente habitan en la Serranía de los Yariguíes (un parque natural enclavado entre los municipios de San Vicente de Chucurí, El Carmen, Simacota, Santa Helena del Opón, Chima, El Hato y Galán), se distinguen porque tienen el vientre totalmente blanco, pero este tenía en su base colores grises con las puntas ocráceas, además de unos parches de pelos naranjas en su hocico poco usuales. El estudio minucioso del roedor se realizó íntegramente en laboratorios de la Universidad Industrial de Santander.

Esto fue en el 2018 durante la primera salida a campo de la Expedición Santander Bio en la Serranía de los Yariguíes en el Carmen del Chucurí, más precisamente en el sector conocido como Manchurrias, en la que participó este egresado de pregrado y ahora magíster de la UIS y miembro del Grupo de Estudios en Biodiversidad (GEBIO) de la Universidad.

Colmenares Pinzón adelantó estudios detallados de genética y morfología, llegando a la conclusión de que este ratón no pertenecía a ninguna especie conocida. Su trabajo fue propuesto a la revista científica Zootaxa en donde el pasado 1 de febrero fue publicado, confirmando así la especie número 530 de mamífero para Colombia.

El roedor llamado Neacomys Serranensis por ahora es considerado una especie endémica de la Serranía de los Yariguíes, pero no se descarta que investigaciones posteriores demuestren que se encuentre en otros lugares de la cordillera Oriental andina, aún fuera de Colombia.

Satisfacción y homenaje

Su nombre (serranensis) no solo hace alusión al lugar de su descubrimiento, sino también es un homenaje al profesor de la Escuela de Biología, Víctor Hugo Serrano, quien ha apoyado la investigación de Javier Colmenares, además de ser su director de tesis tanto en pregrado como en la maestría.

“Me hace feliz haber descubierto esta especie tan rara y restringida porque esto puede contribuir para que se tomen acciones de conservación. Es importante proteger la Serranía de los Yariguíes, controlar la deforestación que es una amenaza para esta y otras especies” dice orgulloso Colmenares Pinzón, quien añade que “a veces por la deforestación y la intervención antrópica, las especies desaparecen sin que las conozcamos. Es bonito sumarle una especie más a la lista de fauna en el país, que la gente reconozca nuestra megadiversidad y entiendan que mucha de esa biodiversidad está por descubrirse”.

Hace 50 años no se descubría una especie nueva de roedor, a pesar de que se trata del segundo grupo de mamíferos, después de los murciélagos, con más especies en el país, por esta razón Javier Colmenares en su investigación invita a replantear esto y aumentar los esfuerzos para lograr nuevos descubrimientos.

Este es uno de los grandes resultados que ha dejado la expedición científica Santander BIO, una iniciativa liderada por el Gobierno departamental para conocer y caracterizar la biodiversidad de ecosistemas naturales presentes en los municipios de Cimitarra, El Carmen de Chucurí y Santa Bárbara; y que fue posible gracias a los aportes del Sistema General de Regalías (SGR) otorgados por el Departamento de Santander y aportes de la UIS y el Instituto Humboldt

Please follow and like us:
0

mayuperiodista.com

Portal noticioso

También te podría gustar...