Estreno en Señal Colombia Emma Reyes, la huella de la infancia

  • Luis Alberto ‘Peto’ Restrepo dirige esta serie de ficción sobre la niñez de Emma Reyes, la pintora y escritora colombiana cuyo talento se desarrolló en Francia, a donde huyó de su difícil vida en el país. Estreno en Señal Colombia este domingo 20 de junio a las 8:00 p. m.
  • Nicole Santamaría, Ernesto Benjumea, Indhira Serrano, Juan Sebastián Calero, Jennifer Steffens, Nórida Rodríguez y Juan Ángel, entre otros reconocidos artistas, acompañan a las debutantes Luciana Garnica, Angie Ramírez y Valeria Emiliani, que dan vida a Emma en diferentes momentos.
  • El mismo domingo 20, a las 7:30 p. m., previo al primer capítulo, el director y varios de los actores estarán en el programa de entrevistas Conectados con Álvaro García, para compartir con el público detalles de la serie.

Una de las artistas colombianas de mayor reconocimiento en el ámbito artístico francés, la artista plástica Emma Reyes (Bogotá 1919 / Burdeos 2003), cuyas obras se exhiben en España, en la Biblioteca Popular de América Latina de la Unesco, en Washington y en la biblioteca de Périgueux en Francia, donde se conserva un gran mural de la artista colombiana, es la protagonista de esta serie.

En los últimos años en su país natal, donde se está en deuda en términos de reconocimiento a su trabajo, ya también se han abierto espacios para conocer su obra, como la Colección de Arte del Banco de la República, que cuenta con tres de ellas; el Museo La Tertulia en Cali y la Fundación Arte Vivo Otero Herrera, donde reposa gran parte de su creación.

A estas exhibiciones, se suma ahora el anuncio de RTVC Sistema de Medios Públicos, del estreno, este 20 de junio, de la serie Emma Reyes, la huella de la infancia por Señal Colombia, que en 13 capítulos de media hora, recrea desde la ficción los primeros quince años de vida de quien se convertiría, en la ‘madrina’ de muchos pintores colombianos durante sus inicios en Europa, entre ellos Fernando Botero y Luis Caballero.

Esta coproducción de RTVC/Señal Colombia y Quintocolor realizada con recursos del MinTIC, que fue grabada en locaciones de Facatativá y Nemocón, en la Estación de la Sabana y el Restaurante El Pórtico, representa también la determinación de RTVC por impulsar la industria audiovisual colombiana en tiempos complejos, así como por resaltar personajes reales de gran talento que enorgullecen al país, como Emma Reyes, quien, a pesar de su relevancia artística internacional, es poco conocida en el país.

Ambientada en la Bogotá de los años 20, esta serie narra la cruda experiencia que vivió Emma durante su infancia, luego del abandono de su madre en una estación de tren, cuando tan solo tenía cuatro años de edad. Desde su nacimiento fue objeto del desamor y presa de la pobreza extrema. Analfabeta hasta los 18 años, pues nunca estuvo en un aula de clases, permaneció encerrada, junto a su hermana, en un convento durante 15 años, bordando prendas para prestantes familias y miembros de la iglesia.

Sin embargo, la dureza de esos primeros años fue lo que hizo de Emma Reyes una mujer decidida a romper con los esquemas de su época y lo que la llevó a escapar para, de aventón en aventón, buscar otros mundos. Fue así como llegó a Buenos Aires y obtuvo una beca para estudiar en París donde desarrolló su talento innato. Las plazas y mercados de los diversos países de Latinoamérica por donde pasó quedaron grabados en su mente para ser plasmados posteriormente en dibujos y pinturas.

“En su trabajo como pintora se podía ver su obsesión por el trópico y en sus obras mostró su exuberancia. También fue reconocida por su pintura figurativa al plasmar bodegones, naturaleza y gente común y corriente”, asegura su amigo e historiador Álvaro Medina, uno de los tantos con los que la casa productora conversó durante la exhaustiva investigación que los llevó a viajar a Francia para entrevistarse con amigos y conocidos de la artista, en el mismo lugar que ella habitó.

Emma expuso su obra en el mundo, se movió en el universo del arte entre Francia, Italia e Israel hasta llegar a México. Apoyó a Fridha Kahlo en la organización de una de sus últimas exposiciones, un amistoso detalle que labró una relación cercana con la artista mexicana y su pareja Diego Rivera.

“Es verdad que mi pintura son gritos sin corriente de aire.

Mis monstruos salen de la mano y son hombres y dioses o animales o mitad de todo.

Luis Caballero dice que yo no pinto mis cuadros: que los escribo”.

Emma Reyes

Sobre Emma Reyes, la huella de la infancia que recoge el contraste entre la adultez y la niñez, la muy marcada diferencia de clases sociales, el abandono constante, el peso del dogma religioso, el autodescubrimiento de la feminidad y la sexualidad; y el inicio del arte en las manos de esta artista, habla su director Luis Alberto ‘Peto’ Restrepo.

¿Cómo describe a Emma Reyes?

Como una mujer que vivió una vida que valía la pena vivir.

¿Cuál fue el reto de contar su historia?

Realmente fueron dos retos: hacer una historia de época en un país que, tristemente, ha destruido su arquitectura y trabajar con niños, pues en los dos primeros capítulos nuestros personajes tienen entre 5 y 7 años de edad, niños que necesitan unas atenciones especiales en grabaciones y que son vitales en la historia. A lo largo de la serie, tenemos a una Emma con 5 años de edad, una con 10 y una con 15. A pesar de su corta edad, las tres son actrices profesionales. 

La historia toca varios aspectos de la niñez de Emma…

Podemos empezar por decir que es la historia de una mujer en su niñez, pero también es la historia de su hermana y de su madre. Es una historia sobre el abandono, sobre la dureza de la vida, pero al mismo tiempo es sobre la fortaleza y cómo se va forjando el carácter de una persona que logra realizarse a pesar de todas las carencias. Es la consolidación de un personaje. Esta serie es muy interesante porque, además, retrocede 100 años en la historia de este país, esa es otra forma de verla.

¿Está de acuerdo en que la historia también tiene una gran carga social?

Se desarrolla en una época donde la gente tenía mucho menos acceso a la educación, así que se dejaba llevar por fanatismos y miedo atávicos. Estas niñas pasaron muchos años en un convento, donde les metían una cantidad de miedos al diablo, al infierno, al pecado. Aunque eso se ha ido regulando, sigue existiendo, pero hoy la gente tiene una posición más racional.  Por otro lado, el machismo era más exacerbado y la posición de la mujer en la sociedad era mucho más débil, eso hacía más difícil que pudiera sostenerse y levantar sola a una familia. Todo esto, sumado al clasismo, que sigue presente en nuestra sociedad.

¿Qué fue lo más satisfactorio de dirigir la serie?

Haber logrado una serie con un gran nivel, no solamente en lo actoral sino también en su fotografía, con una puesta en escena verosímil y creíble teniendo en cuenta los recursos que teníamos y lo que cuesta hacer una producción de época. Tengo claro que a pesar de que es una historia sobre la infancia, no es para todo público, porque tiene unos giros dramáticos muy fuertes, pero así es la vida. Estoy contento con el resultado y espero que el público piense lo mismo.

Hablan los protagonistas

“Es muy importante que la televisión pública le apueste a la ficción con producciones tan bellas y emotivas como la de Emma Reyes. La historia de una mujer valiente que a pesar de tener una infancia tan difícil se convierte en una pintora exitosa”.

Ernesto Benjumea

“Es gratificante seguir aportándole al entretenimiento y a la cultura con series como esta, que se acercan al arte. Es un trabajo creativo colombiano para la televisión del mundo, que resalta personajes que deben ser recordados por aportarle al país en su historia productiva y artística”.

Jennifer Steffens

Please follow and like us:
0

mayuperiodista.com

Portal noticioso

También te podría gustar...