Ecopetrol y WCS lideran programa de protección al Manatí Antillano en el Magdalena Medio


• El proyecto cuenta con recursos de Ecopetrol por más de $368 millones y de WCS,por más de $226 millones.


Ecopetrol y la organización ambiental Wildlife Conservation Society (WCS) llevan a cabo el
a nivel nacional el Proyecto Vida Silvestre (PVS) cuyo objetivo es promover la biodiversidad
de áreas estratégicas del país, a través de acciones de conservación enfocadas
principalmente en 15 especies silvestres: 11 de animales y 4 de plantas, y con la activa
participación de comunidades locales.


En las primeras fases el proyecto Vida Silvestre realizó actividades en el Magdalena Medio, en torno a especies emblemáticas de la región, como el manatí antillano, el bagre rayado, el mono araña, el paujil pico azul y el carreto.
La selección de las especies fue el resultado de un análisis técnico y académico del que también formaron parte, entre otras entidades, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo
Sostenible –MADS- y el Instituto Alexander von Humboldt. La protección de estos animales
y plantas conlleva a la preservación de otros elementos importantes de la biodiversidad.
Este proyecto ha involucrado a comunidades rivereñas y de pescadores del Magdalena
Medio con el fin de generar conciencia ambiental entorno a la protección del manati
antillano, que se encuentra en riesgo. Sus hábitos alimenticios son principalmente herbívoros y su comportamiento, la mayoría del tiempo, es solitario aunque durante el apareamiento suele conformar manadas. Por lo general, las hembras gestan durante 12 meses y producen una cría en promedio cada 3,5 años.

El manatí antillano contribuye a mantener el equilibrio de la vegetación en los ecosistemas
acuaticos y su estado de salud funciona como indicador del bienestar acuatico y ecológico
en general.


Hasta el momento el proyecto se ha llevado a cabo en las ciénagas El Llanito, de Barrancabermeja (Santander), y Pita Limón, en San Martín (Cesar); ademas ha vinculado a las comunidades y pescadores de San Luis Beltrán y Remolinos Peñas Blancas, en
Yondó (Antioquia).


“Las comunidades rurales son pieza clave en esta iniciativa, ya que, sin su ayuda, es
imposible alcanzar el objetivo final de mantener la biodiversidad en los sitios donde se desarrolla el programa” manifestó Gloria Herreño, líder ambiental de Ecopetrol en la
regional Central.


Para Leonor Valenzuela, coordinadora de Análisis y Síntesis de WCS, “es fundamental
continuar con los ejercicios de monitoreo al manatí que nos ayuden a entender mejor el
comportamiento de la especie en las ciénagas e identificar los factores que afectan su presencia y abundancia relativa, para así planificar e implementar las acciones de manejo
más adecuadas para su conservación”.


Las principales acciones ejecutadas son:


o Diagnóstico del estado de conservación de las poblaciones de manatí antillano y su
estado de conservación ambiental de las ciénagas.


o Estudio del uso de hábitat y áreas de importancia (zonas de refugio, reproducción,
alimentación, crianza, otros) del manatí antillano y afectaciones que presentan
dichas áreas.


o Protocolo para la atención de situaciones de afectación con manatí (muertes,
heridos, encallamientos y observaciones).


o Plan de acción para la conservación del manatí en las localidades y hábitats en el
Magdalena Medio.


Manejo de emergencias del Manatí


El proyecto Vida Silvestre diseñó un Plan para la Atención de Emergencias o situaciones
que pongan en riesgo la vida de los manatíes y generó un trabajo con las instituciones
ambientales, comunidades rivereñas y pescadores para fortalecer el conocimiento y el
monitoreo participativo, en busca de fomentar el fortalecimiento institucional, la educación y la conciencia ambientales en torno a la protección del hábitat del manatí y de los recursos
hídricos de la región.


Las acciones protocolarias para el manejo de emergencias contemplan la identificación de
la situación, comunicación entre locales e instituciones, un accionar dependiendo del tipo
de emergencia (encuentro de crías, heridos, colisiones, enmallamientos, empozamientos,
varamientos y/o muerte) y el manejo de los individuos en busca de su bienestar para que
sigan aportando al mantenimiento de las poblaciones de manatí en la región.


En las próximas semanas se tiene previsto realizar la entrega de kits para la atención de
emergencias asociadas al manatí antillano que incluyen insumos para salud animal como
hidratación, camillas para movilización y elementos de bioseguridad humana como guantes y tapabocas, entre otros.
“El trabajo con comunidades ha evidenciado que es posible contar con la participación de
los habitantes de las áreas cercanas a los hábitats del manatí. Ellas conocen mejor las
amenazas y, seguramente, las acciones que se deben y pueden realizar para proteger la
especie”, manifestó la Coordinadora de Análisis y Síntesis de WCS.


Please follow and like us:
0

mayuperiodista.com

Portal noticioso

También te podría gustar...