CAS restituyó 2.845 hectáreas de cobertura boscosa en el páramo de Guantiva – La Rusia

Después de casi cuatro años de actividades, la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) concluyó la restauración asistida y espontánea de 2.845 hectáreas del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) Guantiva – La Rusia.
Se trata de zonas que habían sido degradadas por la ganadería y la cacería y que ahora vuelven a ser bosques de roble negro y blanco.
El proceso se cumplió en jurisdicción de los municipios de Coromoro, Encino y Gámbita y es el resultado de un convenio entre el Ministerio de Ambiente y la CAS y el apoyo del Instituto ‘Alexander Von Humboldt’.
La coordinadora del convenio, ingeniera forestal Doris Duarte Hernández, destacó que este es un avance de la Corporación Autónoma Regional de Santander en la meta nacional de restauración ecológica no solo por la mayor cobertura vegetal lograda con especies nativas como arrayán, cucharo, cedro, laurel de cera y roble, sino además por el aislamiento de áreas boscosas que se han ido recuperando.
Dijo que lo hecho en el páramo de Guantiva – La Rusia es un ejemplo de participación comunitaria ya que antiguos responsables de los daños a ese ecosistema estratégico de Santander y del país son ahora los dolientes de su cuidado.
“Hemos visto cómo ganaderos ahora desarrollan otro tipo de actividades” y ayudan a conservar el roble negro, del que solo subsisten cuatro relictos en el país. Agregó que los campesinos también dejaron otras prácticas como la cacería que estaban diezmando la población de tinajos, armadillos y aves como torcazas, perdices y guacharacas.
Pablo Julio León Rincón, campesino de la vereda Chapa, de Encino, dijo que su ganado venía causando daño en el bosque y que gracias al proyecto “pudimos cercar y ya se tupió todo eso, volvieron a nacer las semillas porque ya no hay entrada y pateo de ganado. Si no hubiéramos hecho eso, ¡ay de nosotros!”.
Con la restauración ecológica del DRMI Guantiva – La Rusia se beneficia directamente el Santuario de Fauna y Flora Guanentá – Alto Río Fonce y así lo reconoció el operario calificado de la Unidad de Parques Nacionales, Elbert León Palacios: “Se logró el objetivo de aislar muchas áreas que tienen bosque y recurso hídrico. Esto va a permitir la perpetuidad del recurso. Protegimos unas 2 mil a 3 mil hectáreas y va a permitir que la biodiversidad se mantenga y se incremente como ha sucedido con los frailejones”.
Please follow and like us:
0

mayuperiodista.com

Portal noticioso

También te podría gustar...