BLOG EN CUARENTENA

Los médicos de Bucaramanga siguen luchando entre la vida y la muerte

POR MAYUPERIODISTA.COM · PUBLICADA 29 SEPTIEMBRE, 2020 · ACTUALIZADO 29 SEPTIEMBRE, 2020

  0      0 

Oscar Gómez León, de 74 años, médico especializado en Ginecología y Obstetricia, docente por 20 años en la UIS, Magistrado del Tribunal de Ética Médica, murió, el lunes 28 de septiembre en la noche, una semana después de que el médico Germán Muñoz le ganara la batalla al Covid-19.

El ginecólogo había ingresado por Covid-19, no le pudo ganar la batalla al virus, salió del Hospital Internacional de Colombia, en medio de lágrimas y de mucho dolor. Él que tuvo muchas vidas entre sus manos, trajo cientos de bebés al mundo, ayer perdió la suya.

Recordemos que el pasado 23 de septiembre el médico Germán Muñoz, venció el -19, salió rodeado de los aplausos del personal médico y de la alegría de su familia, aunque con 25 kilos menos luego de ser recluido en la UCI de Fosunab y luego de permanecer en la Foscal, en total fueron 49 días los que luchó por su vida y hoy se recupera en su casa junto a sus seres queridos.

Helen Muñoz, hermana del médico Germán Muñoz, compartió cómo vivieron la llegada del coronavirus a su familia y como salieron adelante de la mano de Dios. «Nos enteramos porque los síntomas empezaron a darse de manera intensa, empezó como un catarro que se complicó, tuvo fiebre, problemas digestivos y respiratorios, poca saturación y tos. Él como médico empezó a tomar medicamentos, se hizo las pruebas y salieron positivas, se aisló. Luego en ambulancia lo llevamos a la clínica y esa misma noche lo pasaron a UCI, todos en FosUnab unidos como una familia».

Pasaba el tiempo y la preocupación y la angustia aumentaba, sus hijos estaban en Bogotá, Cali, San Gil y acá en Bucaramanga, todos conectados en cadena de oración por la vida de su padre, se comunicaban con sus familiares a través de videollamadas. Los médicos diariamente informaban la evolución y el estado de salud del médico, sus complicaciones, y avances.

«Con los familiares y amigos formamos una red social de amor, con la cual nos sentíamos aliviados por tanto apoyo y solidaridad, la situació de mi hermano Germán fue bastante delicada, pensamos que podía fallecer, estaba en estado crítico», señaló la hermana.

En la UCI la situación del médico llegó a un punto crítico, no asimilaba la anestesia, no dormía completamente, le suministraron morfina, estaba casi consiente, oía, se daba cuenta lo que pasaba a su alrededor, en su estadía en la unidad de cuidados intensivos adquirió un hongo y 4 bacterias, tuvo que iniciar nuevamente el tratamiento con la medicación.

«Somos una familia muy unida, creyente en la oración, que es la que da fortaleza, esperanza y seguridad, tuvimos mucha fe hasta el final», agregó Helen Muñoz.

Jugando a la realidad

POR MAYUPERIODISTA.COM · 25 SEPTIEMBRE, 2020

  0      0 

Con su careta, tapabocas, botas, guantes, morral y traje espacial, este pequeño jugó por un instante a ser astronauta, sin saber que así se protegía y luchaba en silencio contra el enemigo invisible, el coronavirus, un virus sin corona que invadió la tierra este 2020. Así disfrazado la madre lo llevó al hospital, a una consult médica, ella lo protegió de pies a cabeza y él disfrutó su salida fuera de su burbuja, de su casa que lo mantiene a salvo y como todo un guerrero del espacio venció la gravedad y exploró el mundo exterior.

Allí vio mucha gente rara, no eran marcianos, eran humanos también con tapabocas y caretas, caminando muy separados, en silencio, sin hablar ni saludar a nadie, pero todos llevaban en sus manos, no armas, pero si frascos con gel antibacterial.

«Juanito» se llamará nuestro niño protagonista de la historia, él en medio de su inocencia vió cómo el mundo a su alrededor cambió, ya no sale a jugar a la calle, no va a estudiar al colegio, sus papás trabajan desde casa y sus hermanos estudian a través de una pantalla, al igual que él. En su salón ahora cuando tiene alguna duda, ya no debe decir profe y levantar la mano, ahora debe oprimir una tecla y alzar la mano virtual, encender el micrófono y pedir la palabra. Todo esto le debe parecer muy extraño, ya no sale a recreo en el patio de su colegio, no lleva lonchera, ni espera la ruta de bus y los trabajos grupales se acabaron.

Los cumpleaños de sus amiguitos ahora son fiestas virtuales, la torta y los regalos se envían a domicilio, niños y niños ya no se reúnen para jugar, ya no corren por el parque, no van a la tienda a hacerle los mandados a las mamás.

Los computadores y los celulares se volvieron indispensables para estudiar y trabajar, ahora son productos de primera necesidad al igual que la conexión de internet. Ahora las salas y los comedores de muchas casas se volvieron lugares de trabajo y salas de estudio.

Volviendo a la historia de Juanito él como muchos niños en el mundo se preguntaron qué estaba pasando?, por qué tantos cambios en sus casas y en sus escuelas?, por qué tantos cuidados? y por qué salir que tapabocas?, en sus cabecitas muchas ideas daban vueltas, pero los padres siempre están salvando las situaciones, aplaudo a esta familia que se le ocurrió usar un traje de astronauta para disfrazar una situación tan caótica, por dejar volar la imaginación de los pequeños, para que no sintieran tan brusco el cambio generado por la pandemia y agradezco a Iván Matus por compartir esta imagen. Esperemos que al volver a nuestra nueva normalidad, le sigamos apostando a la inocencia y a la creatividad.

Esta nota está inspirada en la fotografía «La inocencia venciendo a la realidad», tomada en Oaxaca México, que fue posteada por
Iván Matus Oficial• SiguiendoEscritor del libro TODOS *ALV* l Mentor en MARCA PERSONAL ®️l CONSULTOR en IMAGEN | ENTRENADOR en VENTAS | MANAGER en Hy Cite | Conferenciante | *Amamos Las Ventas*3 semanas • Editado • hace 3 semanas
🚀La inocencia venciendo a la realidad

Médico de Bucaramanga le gana la batalla al coronavirus, luego de estar 49 días hospitalizado

Matrimonio en Hospital, en medio de la Pandemia

DESPUÉS DE CASI MEDIO AÑO DE PANDEMIA Y MILLONES DE MUERTES , QUÉ HEMOS APRENDIDO?

La pandemia también nos ha enseñado a trabajar desde casa, a repensar los riesgos de subir a un ascensor, a promover el distanciamiento social , a cuidarnos y cuidar de los demás

EL PLAN C DEL 2020

Coronavirus, covid-19, contagios, curva, crisis, China, coincidencia, casualidad o conspiración? Este 2020 llegó cargado con su plan C para invadir y cambiar nuestra cotidianidad.

Pero la resiliencia es más fuerte por eso todos debemos tener un Pla B, a partir de ahora les presentaré los emprendimientos de los Santandereanos que gritan a una sola voz, «Siempre adelante, ni un paso atrás»

EL PLAN B

ENEMIGO INVISIBLE

El 2020 nos cambió la vida, nos puso frente a retos en la manera de vivir, respirar, tocar, convivir, estudiar, trabajar y divertirnos.

Nos enfrentamos a la nueva normalidad, sin abrazos, besos, ni abrazos, el contacto físico desapareció, pero la unión familiar prevaleció, aunque en todos los hogares la armonía no es la misma, muchas mujeres y niños están encarcelados en sus propias casas, viviendo maltratos, conviviendo 24 horas con el enemigo.

La forma de nacer y de morir cambió, ya no hay grandes celebraciones para recibir al recién nacido, los baby showers se volvieron virtuales y los funerales son más tristes, solos y sombríos, las familias y amigos acompañan al difunto en su última morada a través de la virtualidad, los pèsames de dan por las redes sociales.

Nuestras prioridades cambiaron, alimentos y productos de aseo subieron al primer lugar lujos, joyas, vestuario, zapatos y excesos quedaron en la parte final de la lista.