NOTICIAS » ACTUALIDAD » OÍR TU VOZ, DE REALIDAD A UTOPÍA?

OÍR TU VOZ, DE REALIDAD A UTOPÍA?

CARINA ES UNA AUDICIÓN 100% INVISIBLE

“El Sistema Cochlear Carina es una solución auditiva totalmente implantable. A diferencia de los audífonos y otros implantes auditivos, no tiene un dispositivo externo, sino que toda la tecnología está oculta bajo la piel, por lo que es 100% invisible. Los audífonos amplifican y transmiten el sonido a través del canal auditivo hasta el oído medio. En cambio, el implante Carina se conecta con las estructuras del oído medio y transmite los sonidos directamente a tu oído interno. Gracias a esta tecnología única, el Sistema Carina te permite oír bien en cualquier situación” manifestó Paola Delgado, Representante de Cochlear para Colombia

Las personas con discapacidad auditiva que volvieron a oír, gracias al implante Carina,  experimentaron experiencias acústicas, que les cambiaron sus vidas, pero ahora están preocupadas porque gracias a una nueva ley del Ministerio de Salud: “Los componentes externos hacen parte de los consumibles que ahora el paciente tiene a su cargo” Esto implica que los pacientes implantados con Carina, deben correr con los gastos de los elementos o insumos que se deterioren, la pregunta es cómo hacen los pacientes de bajos recursos para reponer los repuestos dañados?, a quién pueden recurrir?, será que el Estado les negará la posibilidad de volver a oír, porque estos elementos son muy costosos?

ESTA ES MI HISTORIA

“Desde muy pequeña, sufrí de otitis bilateral, debido a las gripas mal cuidadas y al agua que me entraba en los oídos en la ducha y en la piscina, todo empezó con fuertes dolores, supuración, zumbidos extraños y pérdida de audición, luego de muchas visitas al otorrinolaringologo, me  realizaron  timpanoplastias en los dos oídos. Por fin acababa mi calvario y volvería a oír con normalidad, pero con el tiempo la audición de mi oído izquierdo no mejoró, por el contrario dejé de oír. En mi adolescencia me alejé de las actividades sociales, me sentía marginada porque tenía que leer los labios para poder participar en las conversaciones, mis amigas me decían venga le digo un secreto, pero se burlaban diciéndome, cierto que es sorda y no escucha, en mi vida universitaria perdí una materia en primer semestre, recuerdo a mi querido profesor de Historia I Laurentino, quien pensó que le estaba tomando el pelo, porque siempre que me preguntaba algo yo le decía no le escucho me repite profe; luego en la vida laboral se me dificultó el tema en ruedas de prensa, si no estaba frente a las personas no podía entender lo que decían, la gente estaba cansada de escuchar: me repite por favor, que me dijo, en fin, uno termina acostumbrándose.

El tiempo transcurrió, la sordera aumentaba, volví a consulta y me diagnosticaron mastoiditis, la respuesta del médico fue o se opera o se opera, no para que vuelva a oír, pero hay que limpiar esa infección que le puede llegar al cerebro y ocasionarle una meningitis o una parálisis, palabras aterradoras, me explicó es como si tuviera una cebolla adentro y cada telita se va desprendiendo y puede esparcir la infección. Más que asustada, salí del consultorio esa noche, decidida a someterme una vez más a una tercera cirugía, el tiempo pasó y no me la puede realizar.

 Pero en el 2014 mi médico me dio la buena noticia me iban a colocar el implante Carina, no lo podía creer además de la cirugía de  iba a recuperar mi audición, era una historia de no creer, pero como me  dijo mi médico se me apareció la Virgen y con ella el milagro de volver a oír. Aunque me sentí rara en esa consulta, era una junta médica con muchos doctores estudiando mi caso, era irreal. No quise indagar mucho sobre el procedimiento antes de la cirugía,  porque sonaba aterrador implante en la cabeza, en fin, pero después busqué por internet y quedé anonadada, con la boca abierta al ver la cantidad de cables, platinos, micrófonos, imanes que implantaron en mi cabeza, a veces se me olvida y cuando me baño y me peino, paso la mano por mi cabeza y siento las protuberancias. Llegó el día 26 de junio del 2014, la cirugía duró 4 horas, pensé que iba a tener dolores terribles de cabeza y de oído, pero no, todo salió perfecto, con las molestias normales de la anestesia, un poco inflamada y con moretones, como aparezco en las fotografías.  Descanso total para una buena recuperación. Al mes me encendieron el dispositivo y fue ahí donde sucedió la magia, fue un renacer, mis ojos se inundaron de lágrimas, lloré de felicidad y de agradecimiento por esa nueva oportunidad que me dio Dios al darme la oportunidad de conocer a Carina.

LA PRIMERA NOCHE CON CARINA

En la noche cuando todos dormían me despertó el murmullo de voces, las escuchaba cerca, miré a mi alrededor pero todo estaba oscuro y en silencio, me asomé por el balcón desde un piso 8 y me di cuenta que las voces venían de un radioteléfono de uno de los celadores que hacían la ronda, para mí esos sonidos eran nuevos, pero para las otras personas eran normales. Otra anécdota que recuerdo es que me emocioné mucho al escuchar el ruido del agua de una quebrada que pasaba cerca al conjunto, nunca la había oído, menos sabía que quedaba cerca, son pequeños detalles, insignificantes para muchos, pero para mi eran una novedad, era explorar mi alrededor y darme cuenta de todas las cosas que me había perdido por no poder escuchar plenamente.

Todo era emocionante escuchar la lluvia caer, las risas, los murmullos, los cantos de los pájaros, poder ver televisión con un volumen bajo, escuchar secretos, en fin, ya no leía los labios cuando alguien me hablaba. Pero de repente la bobina de carga empezó a fallar, hasta que en mayo del 2017 no cargó más y la lucecita verde no encendió nuevamente, ahí empezó mi lucha, no quería volver a escuchar a medias, a leer los labios, subirle el volumen al televisor, no quería volver a caminar a la izquierda de la personas para volver a oír. Fui donde el Otólogo Santiago Hernández quien me dio la noticia que gracias a la ley 1751 del 2015 los elementos o accesorios no los cubría el seguro y ahora quien responde, los costos son muy elevados, la bobina que debo reemplazar tiene un costo aproximado de 5 millones de pesos, no tengo como cubrirlos,  tengo un implante apagado incrustado en mi cabeza y el sistema de salud no responde, será que no voy a volver a oír plenamente?. Qué va a a pasar con los pacientes que no pueden cubrir estos gastos, hasta ahí les llegará este sueño de tener una mejor calidad de vida. En ese caso qué se hace? se retira el implante o deja apagado de por vida? Quién responde?

El Ministerio de Salud responde:

“Con respecto a los insumos o elementos (repuestos) que hacen parte del componente externo, éstos después de la vida útil, no conforman el dispositivo y no corresponden al ámbito de la salud, razón por la cual hacen parte de los accesorios, si es cierto conforme al articulo 9 de la Ley 1751 de 201, dichos determinantes en salud; en segundo lugar acorde al artículo 154 de la Ley 1450 de 2011, se constituyen en prestaciones no financiadas con recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, razón por la cual, no son cobertura del PBSUPC, siendo a su vez improcedente la prescripción por MIPRES” Tomado de la respuesta que obtuvo el Médico Otólogo Juan Felipe Monroy Barreneche en Medellín, del Ministerio de Salud (07/17/2017)

 

JORNADA DE IMPLANTE CARINA EN BUCARAMANGA

En Bucaramanga hay 63 pacientes implantados con el implante Carina, mediante un sistema totalmente implantable de oído medio, durante el mes de octubre se realizó una jornada de tres días, en la cual se atendieron 27 pacientes implantados, el objetivo fue evaluar como está funcionando el implante y los componentes internos y externos. 

PAOLA DELGADO, Representante de Cochlear para Colombia

ELIANA HERNÁNEZ BARBOSA, compartió  su testimonio y el cambio de calidad de vida a raíz del implante Carina, hace 8 años

MARÍA PIEDAD NÚÑEZ, Fonoaudióloga, especialista en Audiología

Audición invisible 24/7

El Sistema Carina, completamente implantable, le da la libertad de vivir su vida como desea, las 24 horas del día, 7 días a la semana. Y, contrariamente a un audífono, no puede extraviarlo, dejarlo caer ni olvidarlo.

Con un Sistema Carina puede oír…

MARÍA EUGENIA MEJÍA, Periodista de Bucaramanga

Lea también http://mayuperiodista.com/2017/05/05/12-de-mayo-gran-jornada-auditiva-de-otolaser-en-bucaramanga/

Author: mayuperiodista
Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *